REKLAM ALANI
Bağımsız Güncel Son Dakika Haber Sitesi

El fútbol era la alegría del Valle del Puercoespín. Luego llegó el virus

WADI AL-NIS, Cisjordania — Las gradas estaban casi vacías, el entrenador no aparecía por ninguna parte y los jugadores estaban abatidos al sufrir …

REKLAM ALANI
El fútbol era la alegría del Valle del Puercoespín. Luego llegó el virus

WADI AL-NIS, Cisjordania — Las gradas estaban casi vacías, el entrenador no aparecía por ninguna parte y los jugadores estaban abatidos al sufrir otra derrota aplastante.

Una sensación de pesimismo invadió la cancha de fútbol, en las afueras de Jerusalén, mientras el equipo de fútbol Taraji Wadi al-Nis jugaba el penúltimo partido de su peor temporada en décadas.

La frustración palpable de los jugadores en sus brillantes uniformes azul y blanco tenía mucho que ver con que sabían que su club de fútbol legendario y semiprofesional —el orgullo de un diminuto pueblo dedicado al pastoreo con solo 1400 residentes, casi todos pertenecientes a la misma familia extendida— en la próxima temporada descendería a la vergüenza de la segunda división.

Para los habitantes de Wadi al-Nis, en la ocupada Cisjordania, la decepcionante temporada del equipo era un ejemplo más —uno particularmente doloroso— de cómo el coronavirus ha agravado las ya difíciles circunstancias en el poblado, en el cual muchas personas sufren pobreza y empleo irregular.

Los jugadores de Wadi al-Nis, de azul, durante un partido en la ciudad cisjordana de Ramallah en abril. La mala temporada del equipo fue un ejemplo más de cómo el coronavirus ha agravado las ya difíciles circunstancias del pueblo.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

Desde que la pandemia llegó al poblado el año pasado, las familias de escasos recursos han reducido su consumo de carne, los jornaleros que trabajan en Israel y los cercanos asentamientos israelíes en ocasiones no han podido llegar a sus empleos y algunas personas que se han enfermado de COVID-19 han acumulado costosas cuentas médicas.

“El coronavirus ha sido devastador para nuestro pueblo”, dijo Abdullah Abu Hamad, de 46 años, miembro del consejo local y presidente del equipo de fútbol, mientras miraba el panorama rocoso de la aldea. “Ha sacudido la vida de todos, desde los constructores hasta los granjeros y los jugadores”.

A pesar de lo dura que es la vida para muchos en Wadi al-Nis incluso antes de la pandemia, lo que desde hace tiempo les daba alegría y había marcado una diferencia con respecto a aldeas similares que experimentan circunstancias difíciles en los territorios ocupados era el éxito desmedido de su equipo de fútbol, una potencia tradicional de Cisjordania.

No obstante, el coronavirus también se llevó eso.

Trofeos del Wadi al-Nis en la sede del equipo este mes. El club semiprofesional descenderá la próxima temporada a la segunda división.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

La crisis financiera estimulada por el virus ha truncado los patrocinios para muchos clubes palestinos, según Susan Shalabi, alta directiva en la Asociación Palestina de fútbol. Para el equipo en Wadi al-Nis, cuya diminuta base de seguidores significaba que el dinero siempre era escaso, la pérdida de alrededor de 200.000 dólares en patrocinios del gobierno y la iniciativa privada fue devastadora.

En vez de entrenar en canchas rentadas en pueblos vecinos, ahora los jugadores corren durante horas por caminos de tierra al lado de viñedos y olivares.

Aunque los tropiezos del equipo han deprimido el ánimo de casi todos en la aldea, sus residentes más pobres tienen preocupaciones que van mucho más allá de las derrotas en la cancha.

 El pueblo tiene unos 1400 habitantes, casi todos de la misma familia extendida.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

Haijar Abu Hamad, una viuda de 64 años, depende de familiares y amigos para solventar sus gastos básicos, como comida y las cuentas del agua y la electricidad, pero pocos la han podido apoyar debido al virus.

“Hay días en que solo como una rebanada de pan para la cena”, dijo, sin poder disimular su preocupación. “Es una sensación terrible: abres el refrigerador y está casi vacío”.

Abu Hamad —el apellido de casi todos en la aldea es Abu Hamad— tiene dos hijos y cuatro nietos que nacieron con discapacidades auditivas. Ella dijo que la familia no podía costear la reparación del aparato auditivo de uno de sus nietos.

Haijar Abu Hamad, de 64 años, en su casa en Wadi al-Nis el jueves. La vida tras el virus ha sido especialmente dura. “Hay días en que solo como una rebanada de pan para la cena”, dijo.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

Así como el fútbol ha sido la principal opción de entretenimiento del pueblo, su primordial motor económico han sido los trabajos en Israel o en los asentamientos vecinos.

No obstante, durante las primeras semanas del brote, los trabajadores palestinos enfrentaron restricciones adicionales para cruzar a Israel. En general, a las personas de más de 50 años no se les permitió el ingreso, mientras que algunos jornaleros en asentamientos no pudieron llegar a sus trabajos.

“Fue un momento devastador”, dijo Ghaleb Abu Hamad, de 39 años, quien trabaja como conductor de un tractor en un asentamiento cercano y desde hace tiempo ha jugado como defensa en el equipo de fútbol de la aldea. “A diferencia de los israelíes que tienen fondos de desempleo, a nosotros nos dejaron a nuestra suerte”.

Aun así, el panorama laboral ha mejorado un poco. Los habitantes de la aldea que trabajan en Israel y en los asentamientos vecinos dicen que últimamente han podido llegar a sus puestos de trabajo con regularidad, en parte porque han recibido vacunas de Israel.

El nombre de Wadi al-Nis, que significa Valle del Puercoespín, está asociado al éxito fútbolístico en toda Cisjordania. Durante la mayor parte de su existencia, el equipo, fundado en 1984, ha jugado en la liga más prestigiosa del territorio, y ganó el campeonato de primera división en 2009 y 2014, según Ghassan Jaradat, encargado de medios de comunicación de la Asociación de Fútbol de Palestina.

Un aula de jardín de infancia en Wadi al-Nis. La organización benéfica que gestiona la escuela ha tenido dificultades para comprar suministros esenciales, como bolígrafos y papel.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

Pero además de su historia de triunfos fútbolísticos, hay otro aspecto en el que Wadi al-Nis contrasta con muchos otros pueblos de Cisjordania: ha desarrollado fuertes vínculos con los asentamientos vecinos.

Muchos residentes trabajan en construcción, fábricas, agricultura y saneamiento en los asentamientos. A menudo comparten las comidas festivas con sus vecinos judíos.

“Tratamos a nuestros vecinos con educación, respeto y moral”, dijo Abdullah Abu Hamad, miembro del consejo del pueblo. “Tenemos buenas relaciones con ellos”.

Oded Revivi, de 52 años, alcalde del cercano asentamiento de Efrat, coincidió en que las dos comunidades eran cercanas, y calificó la cooperación de “interminable”, ya fuera para devolver un perro perdido o para trabajar juntos. Los residentes de Wadi al-Nis usan el centro médico de emergencias de Efrat, dijo.

En lugar de practicar en canchas alquiladas en las ciudades vecinas, los jugadores de Wadi al-Nis ahora suelen entrenar corriendo durante horas por caminos de tierra junto a viñedos y olivares.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

No obstante, como muchas otras poblaciones de Cisjordania, el futuro político de Wadi al-Nis está vinculado a uno de los conflictos más difíciles del Medio Oriente. Además, carece de infraestructura básica como caminos pavimentados adecuadamente, parques públicos, drenaje e iluminación pública decente. El transporte público pasa durante el día de forma poco frecuente; solo hay una tienda en el centro del pueblo.

Durante años, los líderes locales han intentado convencer a la Autoridad Palestina y a los donantes internacionales de invertir en desarrollar la zona, pero han logrado poco.

La Sociedad Caritativa Wadi al-Nis, que brinda servicios al poblado, dijo que históricamente había enfrentado obstáculos para recolectar dinero, pero que el virus había generado aún más contratiempos.

“Básicamente, no recibimos nada este año”, dijo Walid Abu Hamad, de 46 años, director de la sociedad. “El virus nos ha llevado a la crisis más profunda de nuestra historia”.

Walid Abu Hamad, director de la Sociedad Caritativa Wadi al-Ni, que brinda servicios al poblado. “El virus nos ha llevado a la crisis más profunda de nuestra historia”, dijo.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

El jardín de niños de la organización tiene dificultades para comprar los suministros esenciales para el plantel escolar, tales como bolígrafos y papel. Su asistencia financiera para personas de escasos recursos ha sido recortada. Los planes que tienen desde hace mucho tiempo para construir un centro comunitario de calidad parecen más lejanos que nunca.

No obstante, cuando se trata de fútbol, los habitantes están optimistas en que el club ascenderá de nuevo… algún día.

Ahmad Abu Hamad, de 33 años, un defensa veterano, prometió que el equipo regresará en los próximos años. Sin embargo, aceptó que el fracaso de la temporada pasada había agravado las miserias de un periodo horrible en su pueblo natal.

“Nos llamaban el Rey de los Campeonatos. Ganamos copa tras copa y las celebrábamos en el centro del pueblo como lo hacemos durante las bodas”, dijo mientras estaba sentado al lado de cuatro parientes que también juegan para el club. “Ahora, las calles están vacías y silenciosas y la sensación de desesperación es palpable”.

Una cascarita infantil en Wadi al-Nis el sábado. A pesar de las dificultades, los residentes son optimistas y creen que el equipo del pueblo volverá a levantarse… algún día.Credit…Samar Hazboun para The New York Times

Adam Rasgon informa desde Israel para la oficina del Times en Jerusalén. Anteriormente cubrió los territorios palestinos y el mundo árabe para The Times of Israel. @adamrasgon

REKLAM ALANI
BU KONUYU SOSYAL MEDYA HESAPLARINDA PAYLAŞ
ZİYARETÇİ YORUMLARI

Henüz yorum yapılmamış. İlk yorumu aşağıdaki form aracılığıyla siz yapabilirsiniz.

BİR YORUM YAZ
bahçe dekorasyonu evde ek gelir eskişehir haber sondakika haberleri magazin haberleri seo sorgulama site analiz seo analiz google sıra bulucu backlink sorgulama sunucu tarama çekiliş çekiliş sitesi Who is html kod şifreleme seo hacklink hacklink satış hacklink panel wordpress ücretsiz tema wordpress free themes wordpress free tema wordpress themes wordpress hacklink al kilo verme wso shell php shell hacklink hacklink panel hızlı seo hacklink seo nedir wso shell instagram takipçi hilesi instagram takipçi hilesi